Versión estenográfica de la conferencia de prensa matutina | Martes 30 de junio de 2020.

0
71

 

Presidencia de la República

30 de junio de 2020.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Buenos días.

Hoy vamos a informar sobre la salud. Está aquí el Gabinete de Salud, todo el equipo que nos ayuda para garantizar el derecho a la salud en el país y, en especial, la atención a la pandemia del coronavirus.

Va a intervenir, va a introducir el doctor Jorge Alcocer y nos va a informar el doctor Hugo López-Gatell sobre cómo vamos en la atención, en el combate a la pandemia. Posteriormente, vamos a abrir para las preguntas de ustedes y vamos a contestar todas las preguntas.

Vamos a tener hoy a las 10:00 de la mañana un acto en el Campo Marte, porque es el primer aniversario de la Guardia Nacional y vamos a estar con los integrantes de la Guardia Nacional, es su primer aniversario. Vamos también a informar sobre esta nueva corporación que se constituyó, se creó para garantizar la paz y la tranquilidad en el país.

Entonces, vamos con el doctor Alcocer.

JORGE ALCOCER VARELA, SECRETARIO DE SALUD: Muchas gracias, señor presidente.

Me da mucho gusto estar nuevamente aquí con ustedes en el pulso de la ciudad de junio 30. Pues como ya señaló el señor presidente, hoy en el pulso de la ciudad pues vamos a dedicar esta comunicación a casi un mes del camino hacia la Nueva Normalidad, para lo cual, el doctor Hugo López-Gatell nos dará el seguimiento de la pandemia, como ya lleva tiempo, tanto a nivel mundial como en nuestro país.

Esto, muy convencido que de ustedes forman una parte importante de este camino, lo han hecho, lo siguen haciendo, tienen mucho aguante, porque en la tarde participan muchos de ustedes en las tres horas que ponen atención, pero hoy en particular porque son mayoría mujeres y eso habla de su interés y de su compromiso.

Entonces, Hugo López-Gatell, por favor.

HUGO LÓPEZ-GATELL RAMÍREZ, SUBSECRETARIO DE PREVENCIÓN Y PROMOCIÓN DE LA SALUD: Con su permiso, señor presidente. Secretario, muy buenos días, compañeros directores. Muy buenos días tengan todas y todos ustedes.

Vamos a utilizar el informe técnico que presentamos por las tardes para comentar el acontecer de la epidemia y algunas características que vale la pena tener presentes.

Efectivamente, llevamos 29 días desde que terminó el primer ciclo de las medidas de mitigación comunitarias con la Jornada Nacional de Sana Distancia y entramos a este periodo que designamos Nueva Normalidad, utilizando una expresión que nos parece importante tener en cuenta en México y que se ha usado también en otros países, y que lo que refleja es la idea fundamental de que esta epidemia, esta epidemia de COVID-19 va a seguir todavía por algún tiempo en México.

Hemos platicado múltiples ocasiones sobre esta idea de la epidemia larga. La epidemia empezó el 28 de febrero en México, aunque los esfuerzos de preparación habían iniciado desde la primera semana de enero de 2020. Desde el inicio estimamos que, dadas las características de la manera en que se transmite el virus, la velocidad a que se propaga podríamos tener una epidemia larga. Esta epidemia larga inicialmente habíamos estimado que podría llegar hasta agosto; posteriormente, con las predicciones matemáticas, se identificó que podría estar llegando hasta octubre.

Esto no quiere decir que la intensidad de la epidemia va a ser igual en todo el territorio, sino que, como también hemos comentado en varias ocasiones, la epidemia se presenta en forma de parches, en forma de zonas. Hay ciudades, sobre todo zonas metropolitanas grandes, como la del Valle de México, que pueden tener una duración más grande de su propia epidemia local; y otras ciudades más pequeñas en donde, a pesar de entrar en fechas posteriores al inicio de la epidemia en febrero, pueden agotar su transmisión antes. Es el caso de Tijuana, ciudad en la que se produjo todo el proceso de la curva epidémica en aproximadamente seis a siete semanas.

Algunas ciudades grandes, como es el caso de Guadalajara y de Monterrey, que son la segunda y tercera metrópolis más grandes del país, pueden extender también su periodo de transmisión, posiblemente hasta septiembre o incluso octubre. Esa es la epidemia larga que esperamos en México.

Y posteriormente, como también hemos comentado, existe la posibilidad, no es algo que está completamente cierto, pero existe una importante sospecha de que así podría ser, que cuando llegue el otoño y el invierno empezando desde octubre, junto con la influenza, enfermedad infecciosa causada por otro virus que causa los síntomas parecidos a los de COVID, podría sumarse COVID también durante la temporada de influenza. La temporada de influenza va de octubre hasta marzo del siguiente año y existe esta sospecha de que COVID podría repuntar.

En la medida en que esto esté ocurriendo y ocurra en todos los países del mundo -todos los países del mundo han sido afectados por el COVID- existe siempre la posibilidad de que de un país a otro o a otro o a otro se vuelva a propagar el virus hacia una población que posiblemente ya haya salido de la epidemia.

¿Cuánto tiempo en total va a durar todo esto?

No se puede precisar, pero algunas conjeturas científicas apuntan a que esto podría durar varios años, posiblemente dos o tres años durante todo el proceso en que esté en forma sincrónica, en desfase de tiempo, presentándose la epidemia en el mundo.

Dada esa realidad, la Nueva Normalidad lo que implica es vivir en una situación en donde no podemos eliminar un riesgo de manera absoluta, no lo podemos eliminar del planeta, pero sí podemos integrarnos a vivir en sociedad en las actividades que son indispensables para la vida humana en todos los países haciéndolo de una manera que nos permita disminuir esos riesgos.

Y en la disminución de esos riesgos hay cambios de prácticas, prácticas de vida diaria que nos permiten disminuir la probabilidad de ser contagiadas y contagiados. Algunos de los elementos importantes están en la sana distancia, mantenernos a distancia física unos de otros; específicamente, no estar cara a cara a una distancia menor de dos metros, un metro y medio máximo. No podemos estar tan cercanos porque la forma de transmisión de este virus es a través de las gotas, gotas pequeñas y aerosoles respiratorios que todos y todas producimos al hablar, al gritar, al cantar, al toser, al estornudar. Esa es una medida muy importante.

Y la segunda muy importante es el lavado continuo de manos, lavarnos las manos preferentemente con agua y jabón. Si no está disponible el agua y jabón, puede usarse alcohol en gel o alcohol en solución con concentraciones de 70 por ciento para desinfectar las manos y evitar que a través de las manos nos contagiemos por tocarnos los ojos, la nariz o la boca y llevar el virus a nuestro organismo.

Son las dos medidas muy importantes.

Y algunas medidas complementarias que pueden ayudar en están en la reorganización de nuestro espacio físico: la distancia en la que nos sentamos en un establecimiento comercial, por ejemplo, de alimentos, la distancia a la que estamos unos de otros en el espacio físico, en un mercado, en un tianguis, en una plaza pública y eventualmente en otras actividades que progresivamente se irán abriendo durante este proceso de Nueva Normalidad.

¿Durante cuánto tiempo tenemos que estar así?

Mucho tiempo. Vamos a tener que tener esta nueva forma, esta Nueva Normalidad de interactuar con unos y otros para que lo podamos hacer de una manera, finalmente natural, que no sea una situación donde sintamos pánico, donde estemos presas de una presión que hasta ahorita se percibe como externa, porque los distintos gobiernos de mundo, desde luego incluido el de México, hemos estado participando en orientar estos esfuerzos de la sociedad o hemos tomado disposiciones administrativas para el cierre temporal de las distintas actividades.

Entonces, retomamos sobre esta idea de la Nueva Normalidad. Llevamos 29 días en ello, y en México recordamos, lo hemos hecho a través de un sistema de semáforo. Semáforo lo que quiere decir es que tenemos unos indicadores de colores semejantes al semáforo del tránsito, sólo que con cuatro colores, que podemos ver en la siguiente diapositiva y que nos permiten ver en cada entidad federativa, en cada estado, cuál es la intensidad de la transmisión de la epidemia, cuál es la capacidad de atención en los hospitales que hay en cada estado, cuál es la velocidad a la que se están ocupando los hospitales y cuál es el porcentaje de personas que teniendo los síntomas de COVID se identifica que realmente están infectados por el virus que lo causa y no por otras infecciones respiratorias que también existen, han existido y seguirán existiendo por siempre.

Vemos en la diapositiva cómo estamos en esta semana. Tenemos 18 estados en anaranjado, esto es el riesgo alto, y 14 que están en el riesgo máximo, del que hemos partido es el riesgo que se había identificado durante la Jornada de Sana Distancia para todo el país.

Entonces, los que pasaron ya a anaranjado, es porque están teniendo una buena reserva hospitalaria. No perder de vista que logramos expandir la capacidad de atención de un sistema de salud originalmente muy limitado y que sigue siendo muy limitado, y tendremos que seguir trabajando y así lo haremos para expandir la posibilidad de que nuestro sistema de salud dé cabida a todas y todos en todos sus padecimientos.

Eso va a ser un proceso que vamos a seguir a lo largo de los siguientes años, pero ahorita, para atender la epidemia de COVID hicimos una serie de cambios muy intensivos para expandir la capacidad hospitalaria. Los hospitales que fueron designados COVID para la atención específica de personas con infección respiratoria aguda grave, empezamos con 645 hospitales el 24 de abril y, después de varias semanas transcurridas durante marzo donde estuvimos preparando los planes para esta reconversión, arrancamos la reconversión en abril, más o menos en las primeras pocas semanas de la fase 3 y hoy tenemos casi 900 hospitales COVID, tenemos 899 hospitales COVID, habiendo partido de 645 hospitales COVID.

Esto ha sido un esfuerzo enorme y agradecemos a todos los miembros del personal de salud, no solamente enfermeras, enfermeros, médicas, médicos que directamente trabajan en la atención de pacientes, sino también todos los equipos administrativos y de apoyo que han permitido en todas las instituciones del sector salud, incluidas las civiles y las militares, expandir esta capacidad hospitalaria.

 

Y el resultado neto es el objetivo que hemos buscado desde el inicio: no hemos tenido una situación extrema en donde en cualquiera de los estados de la República haya personas que no se pueden atender porque no hay una cama disponible. Cuando decimos cama es no solamente la cama física en el hospital, sino el personal de salud especializado, los equipos técnicos, los materiales, los ventiladores y, desde luego, todos los insumos necesarios para la correcta atención de los pacientes. Hemos logrado tener esos espacios y conforme la epidemia transcurrió hemos ido expandiendo capacidades.

Y lo que vemos hoy es que empiezan a desocuparse hospitales en algunas zonas, en particular aquí en el Valle de México empiezan a tener ya camas disponibles algunos hospitales.

Vamos a ver en la siguiente diapositiva ya los números… Bueno, este es un recordatorio, vamos a pasarlo muy rápido, de las distintas actividades que se pueden tener de acuerdo a los colores, de acuerdo a los niveles de riesgo. Vemos algunos ejemplos, no pretende ser una lista de todos los elementos que se tienen que considerar, pero son algunos de los ejemplos.

La actividad turística en hoteles estaba limitada a 25 por ciento de aforo en los estados que están en rojo o que estaban en rojo, los que persisten en rojo no ocuparlos más de la cuarta parte; en cambio, en naranja ya pueden ocuparse al 50 por ciento.

Los servicios de alimentación, los alimentos preparados, restaurantes, cafeterías, etcétera, que no estén más que con servicio a domicilio en el semáforo rojo y que pueden pasar al 50 por ciento de su ocupación durante el semáforo naranja.

Otros servicios a las personas, como los servicios de peluquerías, estéticas, barberías, etcétera, cerrados durante rojo con servicio a domicilio posiblemente y 50 por ciento preferentemente con citas para evitar conglomeraciones durante el semáforo naranja.

Los parques son un elemento importante, que están representados ahí del lado izquierdo abajo, los parques son un elemento de esparcimiento, de la posibilidad de hacer actividad física, exponernos a la luz solar, disfrutar un espacio de la naturaleza al interior de zonas urbanas y es importante también para el estado de ánimo y el estado mental, incluso.

Entonces, desde el semáforo rojo ya se había considerado que estén con ocupación, pero quizá limitada al 25 por ciento de lo que habitualmente se usan y se empiezan a expandir estos usos en semáforo naranja.

Pero una cosa muy importante. El parque es un espacio público en donde podría haber conglomeraciones, y aquí lo que pedimos es a la población tener conciencia de esto: si usted sale al parque, sale a un espacio público, procure hacerlo en forma individual o en grupos familiares muy pequeños para que no haya contagios.

En todo momento, cuando haya personas en la vía pública, puede haber contagios. Si provienen de grupos familiares o sociales diversos que no se habían encontrado, puede ser que se encuentren y alguno de ellos está contagiada, contagiado y le transmite a los demás. Entonces, simplemente hay que mantenernos a sana distancia y no agruparnos.

Los comercios de alimentos, tianguis, mercados, mercados sobre ruedas, supermercados, etcétera, son actividades esenciales; si no, no podríamos alimentarnos. Hemos mantenido abiertos con aforos limitados al 50 por ciento durante semáforo rojo y empiezan a abrirse progresivamente, también procurar que estén físicamente distanciadas las personas.

Actividades deportivas profesionales permanecen sin público, tanto en semáforo rojo como naranja, en la siguiente diapositiva vemos los otros ejemplos: tenemos los gimnasios, permanecen cerrados durante el semáforo rojo, empiezan a abrirse con aforos al 50 por ciento en semáforo naranja y preferentemente todas estas actividades que se pueden programar con citas hacerlo así para evitar conglomeraciones.

Cines, teatros, espacios de esparcimiento o de desarrollo cultura, permanecen cerrados en rojo, con 25 por ciento de ocupación en semáforo naranja y procurar que sea a distancia, que no estén las personas congregadas en ese espacio, porque por el tiempo de estancia una, dos horas hay una alta probabilidad de contagios, si se disponen separados alternando la ocupación de las butacas eso disminuye el riesgo.

Igualmente, los centros comerciales, preferir mantener cerradas las áreas comunes en forma absoluta durante el semáforo rojo, 25 por ciento de ocupación en semáforo naranja.

Iglesias, mezquitas sinagogas, templos de culto también cerrados en rojo con una ocupación de 25 por ciento en naranja.

Y lo último, sitios de espectáculos masivos, estamos hablando de más de mil personas hasta cantidades grandes, 30 mil, 40 mil definitivamente cerrados todavía durante los semáforos rojo y naranja, lo mismo que bares, centros nocturnos y otros sitios de congregación y esparcimiento.

Vamos a ver los números ahora sí. Más de 10 millones de personas han tenido COVID en el mundo desde que empezó está epidemia a principios del año y 22 por ciento de ellas, que son dos millones 196 mil lo han tenido en los últimos 14 días.

Esta es la parte activa de la epidemia, todas las demás personas ya se han recuperado o algunas, lamentablemente, han fallecido, concretamente en promedio cinco por ciento de las personas que han tenido COVID a lo largo de este tiempo.

La región del continente americano es la que ocupa la mayor cantidad de casos activos en los últimos 14 días, lo que se muestra en la gráfica de barras es en los últimos 14 días; Europa, que había sido la región más afectada originalmente, ya ocupa el cuarto lugar, en cambio otros continentes, otras regiones del mundo empiezan a estar en una fase creciente.

En México desde que empezó la epidemia el 28 de febrero hemos tenido 220 mil 657 personas afectadas y 23 mil 389 han sido enfermas en los últimos 14 días; nuevamente, son la parte activa de la epidemia y todas las demás personas, casi 200 mil, han estado ya o recuperadas y ya no son contagiantes.

Muy desafortunadamente, 27 mil 121 personas han perdido la vida por el COVID y esto ha sido consecuencia de la propia enfermedad. La enfermedad puede causar neumonía grave y afectar la capacidad de oxigenar el organismo, y eso tiene consecuencias sobre los otros órganos y el COVID puede hacer perder la vida de las personas; pero insistimos, muy afortunadamente las muertes no han ocurrido porque las personas no tengan donde hospitalizarse.

Una preocupación, sin embargo, es que las personas tarden demasiado en llegar a la hospitalización y pedimos nuevamente tomar en cuenta este mensaje, que cuando empiecen los síntomas de COVID: fiebre, tos, dolor de garganta, dolor de cabeza, enrojecimiento de los ojos, dolor muscular, diarrea a veces, cuando se presenten estas características y se trate de una persona mayor de 60 años, que tiene enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, obesidad, tabaquismo u otras causas de inmunosupresión, que acudan lo más pronto posible al hospital, porque cuanto más temprana sea la atención mayores posibilidades hay de que la enfermedad no cause un daño letal.

Vámonos más rápido, vamos a ver algunas estadísticas. En la siguiente diapositiva vemos que casi 173 personas por cada 100 mil en el país han tenido COVID desde que empezó la epidemia, estos son los 221 mil personas y en los últimos 14 días, 23 mil 389 lo han tenido.

Lo que vemos en la gráfica es por distinta entidad federativa, por distintos estados cómo se ha distribuido la enfermedad en los últimos 14 días y en las dos barras de colores, rojo y amarillo se ven las personas que tienen la enfermedad y han sido confirmadas en rojo y las personas que tienen los síntomas de enfermedad y son contabilizadas e identificadas como parte de la vigilancia aun cuando todavía no esté el resultado de laboratorio.

En la siguiente vemos las muy lamentables defunciones, cómo han seguido este incremento, este ascenso, este cambio donde cada día hemos tenido más y más.

Hemos tenido en el día más afectado un poco menos de 600 defunciones, no hemos llegado a ese punto crítico de 600 defunciones, aun en los días más intensos.

Cada una de estas defunciones es lamentable, aunque solo fuera una, eso es muy lamentable, y han tenido esta progresión hasta llegar a un poco menos de 600 por día en algunos días, sobre todo durante el mes de junio.

Por entidad federativa lo vemos, no ha cambiado mucho la distribución, el Valle de México ha sido la zona más afectada por razones bastante obvias, el Valle de México ocupa casi la cuarta parte de la población de todo el país y por eso es también la zona donde ha habido más casos y más defunciones.

En la siguiente diapositiva, aquí lo que vemos es cómo ha cambiado la cantidad de casos de acuerdo a la fecha en que han ocurrido los síntomas. En general, una persona que hoy tiene los síntomas no está inmediatamente en atención, esto puede tardar un día, dos, tres o cuatro un poco más días.

Y reiteramos, es muy importante que las personas que tienen alta probabilidad de complicarse no esperen, que acudan a atención en las unidades de salud que están disponibles y con espacios para ser atendidas.

Vámonos a la siguiente. Aquí vemos un poco un detalle de la distribución por institución de atención, todas las instituciones del sector salud, insistimos, están disponibles y han estado disponibles para atender a personas con COVID.

La siguiente lo que nos muestra es cómo ha ido cambiando el número de casos. Y aquí en general esta gráfica puede causar, desde luego, una sensación de que la epidemia es interminable. La epidemia ha sido larga, ya lo dijimos una y otra y otra vez, llevamos tres meses netos desde el inicio de la epidemia y estamos llegando a un punto de desaceleración, esto lo mostramos gráficamente el domingo pasado, empezamos teniendo un cambio en el número diario de casos, que era 30 por ciento de lo que teníamos en el día anterior, los casos de hoy, 30 por ciento de los de ayer, eso cuando empezó la epidemia en el mes de febrero; después subía a 10 por ciento, después subía cinco por ciento y ahorita está subiendo menos de dos por ciento.

¿Qué quiere decir dos por ciento?

Por supuesto es dos por ciento de un número cada vez más grande y el número absoluto de casos es cada vez más grande, no hay duda alguna que la epidemia en ese sentido ha seguido aumentando.

Pero un dato muy importante es que la velocidad a lo que lo hace es cada vez menor y si hoy tenemos menos de dos por ciento, luego vamos a tener uno por ciento, luego menos de uno por ciento, hasta que vamos a llegar en las próximas pocas semanas a cero de crecimiento.

¿Eso quiere decir que se acabó la epidemia?

No, eso lo único que quiere decir es que llegamos ya a una parte de la epidemia en donde el resto va a hacer que disminuya, disminuya y disminuya. Pero recuerdo a todas y todos, lo que también hemos dicho, si y sólo si, si y sólo si logramos mantener esta Nueva Normalidad con las medidas de reducción del riesgo de contagios, es muy importante. Si no lo logramos, como sociedad tenemos la posibilidad, y esto ha ocurrido en otros países, de que repunte la epidemia.

Por eso es importante no relajar las medidas, empezar a recuperar las actividades públicas, no se pueden detener para siempre porque causan importantes afectaciones a la sociedad, tenemos que recuperar nuestra vida pública, pero hacerlo de una forma ordenada, cuidadosa, cuidándonos cada uno de nosotros, cuidando a nuestros familiares, cuidando nuestra comunidad.

En la siguiente vemos una muy buena noticia. COVID es una enfermedad que puede causar la muerte, cierto, pero no todas las personas -y lejos está de ser la mayoría de personas- fallecen, la gran mayoría se recuperan, aún las personas que han estado hospitalizadas, que son quienes tienen enfermedad suficientemente grave, casi el 60 por ciento, casi seis de cada 10 de las personas que han estado hospitalizadas se han recuperado.

Esto quiere decir 131 mil 264 personas tuvieron COVID, ya no tienen COVID, ya no contagian de COVID. Algunas van a pasar varias semanas o incluso meses en que se recuperen del todo, sobre todo las personas que han estado en las terapias intensivas con gran afectación y tienen que recuperar sus músculos, su estado de salud en general en los distintos órganos, su estado de salud emocional y mental también producto de la afección. Van a tardar, pero la gran mayoría se recupera más rápidamente y son seis de cada 10 que han sido recuperadas.

Terminemos con un dato que muestra precisamente cómo hemos logrado tener espacios disponibles para que nadie se quede fuera, nadie se quede atrás. Lo que vemos en este mapa es dónde están las unidades operativas de atención de la salud, los hospitales COVID designados, estos casi 900 hospitales que habiendo partido de 645 fueron ampliados.

Y son 26 mil, más de 26 mil camas de hospitalización general, casi nueve mil camas de terapia intensiva o camas habilitadas para personas críticamente enfermas. De estas -si lo podemos ver en la siguiente diapositiva- las camas generales hoy están ocupadas o hasta ayer en el corte de información estaban ocupadas al 44 por ciento; esto quiere decir que todavía tenemos más de la mitad, 56 por ciento disponibles con variaciones desde luego, de acuerdo a la intensidad epidémica en cada estado, que se pueden ver de izquierda a derecha en la gráfica: Sonora, Tabasco y Estado de México ahorita son los que tienen ocupaciones mayores al 64, 63 y 63 por ciento respectivamente. La Ciudad de México, que llegó a ser la zona donde había la mayor ocupación hospitalaria, ya no lo es, hoy tiene ocupación del 61 por ciento; y así para las demás entidades.

Terminamos viendo la ocupación de camas para personas críticamente enfermas, camas con ventilador, le llamamos así, porque es donde se requiere tener ventilación mecánica con una máquina que ayuda a las personas a respirar. En el lado derecho se ve la ocupación, es de 39 por ciento, es decir, 61 por ciento, más de seis de cada 10 camas están todavía disponibles.

Y por entidad federativa estamos también, empezamos con Baja California, Estado de México y la Ciudad de México con porcentajes de ocupación de 62, 61, 54 por ciento.

En la última imagen vemos -para que se vea gráficamente- cómo subió de estos 645 hospitales el 24 de abril a los de hoy, casi 900 y seguiremos con la reconversión hospitalaria conforme vaya siendo necesario, pero con la claridad de que ahorita vemos señales ya donde la ocupación en algunos sitios ciertamente sigue siendo muy intensa y seguirá siendo un reto asegurar que no haya sobrecupo que pudiera evitar que se atienda las personas, pero en algunos sitios, concretamente donde ocurre la mitad de la epidemia, ya empiezan a ir hacia abajo.

Presidente, secretario.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Empezamos.

PREGUNTA: Buenos días, señor presidente. Una pregunta primero para usted y luego para el doctor Gatell.

La pregunta para usted es: ayer la corte admitió la controversia constitucional contra las medidas que restablecen algunas políticas que usted había señalado en materia energética. La pregunta es: ¿qué impacto tiene y qué es lo que va a hacer el gobierno?

Y luego también si en estos contratos no se está investigando por la UIF o por la fiscalía la posible comisión de delitos.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Bueno, sí, en efecto, ayer la corte le dio entrada a un recurso de las empresas particulares que generan energía eléctrica y que no aceptan las nuevas condiciones que se están estableciendo para defender el interés público.

Durante mucho tiempo se abusó del pueblo de México y se cometieron fraudes, empezando porque se entregaron contratos a particulares para generar energía eléctrica cuando la Constitución no lo permitía. Esto fue en el gobierno de Carlos Salinas, se reformó una ley secundaria que no puede estar por encima del mandato constitucional para comenzar la privatización de la industria eléctrica.

Pero no termina ahí el agravio. Estos contratos se hicieron de manera fraudulenta en la mayoría de los casos, que fue la práctica más socorrida, el modus operandi. Se ponían de acuerdo los funcionarios con las empresas particular, se llevaba a cabo una licitación para que la comisión federal comprara energía eléctrica a estas empresas particulares.

Se entregaba el contrato a una empresa, en el contrato se establecía el pago de una tarifa que la comisión federal tenía que pagar, un costo, una tarifa a la empresa particular; pero inmediatamente después de firmado el contrato se suscribía otro ya sin licitación, un acuerdo administrativo con otra tarifa desde luego más elevada.

¿Esto a qué ha llevado?

A que se tenga que comprar energía eléctrica a las empresas particulares a precios elevadísimos con un subsidio y mediante este procedimiento ilegal. Entonces, vamos a proceder.

INTERLOCUTOR: ¿Lo llevará a interponer las denuncias?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, contra los que resulten responsables, porque es un fraude, que se simuló la entrega de entrega de los contratos y se causó un daño a la hacienda pública.

INTERLOCUTOR: ¿Ya tiene estimado el daño directo?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Tenemos estimado el daño.

INTERLOCUTOR: ¿De cuánto es, más o menos, señor presidente?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: En su momento vamos a informar porque queremos hablar con las empresas primero, una por una; al mismo tiempo, he dado la instrucción de que se empiecen a elaborar las denuncias correspondientes. Ese es el fondo del asunto.

Lo he dicho muchas veces, nosotros no somos cómplices, no vamos a encubrir actos de corrupción. Y esto lo digo también porque hay quienes piensan o han aceptado sólo la opinión de las empresas, de los particulares y se cree que estamos nosotros cometiendo una injusticia, incluso se puso por delante el que se estaba afectando la generación de energía limpia y que estábamos nosotros queriendo regresar al combustóleo para contaminar.

Ese no es el fondo del asunto, aquí estamos ante un posible fraude a la nación mediante estos contratos y queremos que la autoridad competente investigue.

Y somos respetuosos de la legalidad, hay en México Estado de derecho. Esto también lo digo para que en otras partes, particularmente en España, en Estados Unidos, pues no se piense que se actúa de manera arbitraria.

INTERLOCUTOR: ¿Hay funcionarios de la Comisión Reguladora de Energía involucrados en estos fraudes?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Hay funcionarios involucrados y desde luego los que firmaron estos acuerdos luego de haberse llevado a cabo la licitación del acuerdo principal sobre el cobro de tarifas y que posteriormente adicionan, es un anexo que no tuvo que ver con el procedimiento de licitación en donde ya viene una tarifa distinta, cobrando muchísimo más que lo pactado en los contratos.

INTERLOCUTOR: ¿Y ha recibido alguna de sus peticiones o planteamiento de países por la vía diplomática para investigar esto? Porque obviamente están muy relacionadas las empresas extranjeras.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Esto lo estoy dando a conocer por primera vez porque me pregunta y además es seguro que esté en todos los medios, que la corte otorgó este amparo a las empresas.

Pero no es sólo un asunto el que se esté modificando, el procedimiento también, que fue fraudulento, de subir la energía a la red. Resulta que las hidroeléctricas de México no pueden subir la energía que producen, sino hasta después que suben la energía a la red nacional las particulares, todo esto con el argumento que primero van las particulares porque no contaminan, porque generan energía con gas, con el viento, con el Sol y las hidroeléctricas generan energía con agua; y es la energía más barata y más limpia, pero resulta que las hidroeléctricas son de la Comisión Federal de Electricidad, son empresas públicas o son plantas públicas, y como el plan era arruinar a la empresa pública, a la Comisión Federal de Electricidad, pues las hidroeléctricas están subutilizadas.

Imagínense, cuánta inversión desde hace 50 años o más para crear las grandes empresas en el Papaloapan, en el Grijalva, en todos lados para generar energía y tenerlas paradas, subutilizadas, porque se le da preferencia a las empresas particulares por influyentismo y por corrupción.

Entonces, eso es lo que se está modificando. ¿Por qué no van a subir energía las hidroeléctricas? Además, imagínense el daño que han causado con esta política adicional. Por eso se inundó Villahermosa, porque mantienen los vasos de las presas llenos, hasta hace una semana la presa Peñitas tenía 95 por ciento de su capacidad en épocas de lluvia.

¿Qué sucedió cuando se inundó Tabasco, se inundó Villahermosa?

Pues estaba así el vaso lleno porque no turbinaban, porque no les permitían subir la energía eléctrica; viene un huracán, llueve bastante y tienen que soltar el agua de la presa e inundan Tabasco y Villahermosa.

Pero eso sigue sucediendo. Hoy, en el informe que me da Protección Civil ya me tranquiliza, porque esa presa de Peñitas está al 86 por ciento. Entonces, ¿por qué no regular eso? Se es el tema, ese es el asunto que está en la corte. Pero ese es uno.

Lo otro es el fraude por el cobro excesivo de la energía eléctrica que se compra a particulares. Por eso no bajaban el precio de la luz. ¿Cómo lo iban a bajar si se les daba un subsidio a estas empresas?, algo que no sucede en ninguna parte del mundo y nos hacían creer que el subsidio era a la gente, al consumidor. No, el subsidio es a las empresas.

Entonces, es poner orden. Esto a lo mejor no lo saben muchos, vamos a informar bien. Lo que hay es una campaña hablando que no respetamos acuerdos. Pues si ustedes se enteran que hay un delito o un presunto delito, pues estamos obligados todos a denunciarlo, ¿o ya lo dejamos así?, ¿qué nos sigan robando? porque si no, se van a enojar, va a salir un artículo en El País de España o acá el Reforma va a decir que están muy molestos en Estados Unidos los empresarios.

Cuando a los empresarios de Estados Unidos, a los empresarios de España les informemos por qué se está actuando así, pues van a tener más claridad de lo que está sucediendo. Claro, son empresas que están muy vinculadas a los intereses políticos, partidistas incluso, y desde luego tienen un gran apoyo en medios de comunicación, no en todos, entonces, por eso esta campaña.

Y qué bien que me preguntas porque vamos a respetar lo que decidió la corte y vamos a defender el interés público. No le hace que nos lleve tiempo, que va a llevar un año, no le hace, dos, los cuatro años que estemos aquí, si es que así lo decide el pueblo, pero no vamos a hacer cómplices de corrupción. Se acaba la corrupción, fue mucho el saqueo, una cosa realmente exagerada.

Fíjense, ya llevamos más de un año y medio en el gobierno y todavía descubriendo todas estas fechorías, porque esto es relativamente reciente, que nos metimos a ver cómo están los contratos uno por uno.

Luego, hay monopolios de empresas y desde luego contubernio entre personajes con mucha influencia en México y empresas extranjeras. Toda una confabulación para robar, para afectar la hacienda pública y para bolsear al pueblo, porque todas estas transas son siempre en perjuicio del pueblo, porque es el que tiene que pagar más por la luz, es el que tiene que pagar más por los servicios.

Entonces, ese es el punto y así respondo tu respuesta. Y Hugo tiene…

INTERLOCUTOR: Sí, doctor, a ver si nos pudiera concretar cuál es su perspectiva de lo que ya advirtió sobre la influenza. ¿Cuántos enfermos esperan?, ¿cuántos decesos esperan?, ¿cuántos sumarian los enfermos de COVID más influenza?

Y si hay una estrategia especial, porque esto agrava las cosas, ¿no?

HUGO LÓPEZ-GATELL RAMÍREZ: Gracias por la pregunta.

Efectivamente, la situación del invierno, o del otoño-invierno, nos pone en un reto importante en México y en todo el hemisferio norte. La influenza es una enfermedad, ya dije, causada por un virus distinto al virus que causa COVID, pero que produce una enfermedad muy parecida.

En su gran mayoría, cerca de ocho de cada 10 personas afectadas por influenza tiene una enfermedad leve, parecida a un catarro, aunque con síntomas un poco más intensos, pero que se desaparece sola la enfermedad por acción del sistema inmune, parecido a COVID, COVID también en general se estima que ocho de cada 10 personas afectadas por COVID tiene una enfermedad que se parece a un catarro intenso, pero se curan espontáneamente.

Sin embargo, el 20 por ciento restante, dos de cada 10 pueden tener una enfermedad suficientemente grave para requerir hospitalización porque la forma grave de ambas enfermedades causa neumonía, causa una inflamación de los pulmones y esto hace que el cuerpo no pueda tener una recuperación fácil.

En los casos más graves, que son del tres al cinco por ciento para influenza y para COVID respectivamente, puede requerirse terapia intensiva, ventilación mecánica, con alto riesgo de complicaciones y de muerte.

En México, la neumonía -neumonía es esta inflamación de los pulmones, popularmente se le conoce como pulmonía, el nombre médico es neumonía- es la octava causa de muerte general y lo ha sido por mucho tiempo, a veces varia, a veces es la séptima, a veces es la novena, pero en general está presente entre las primeras 10 causas de muerte.

La gran mayoría de esas personas que mueren por neumonía no se conoce cuál fue la infección que causó, la gran mayoría de las neumonías son infecciosas, hay inflamación de los pulmones por otras causas, pero la enorme mayoría son por una infección y no se conoce cuál es exactamente, ni en México ni en el mundo.

Por esa razón desde hace decenas de años se agrupan en una sola categoría que se llama influenza y neumonía, la misma categoría.

¿Por qué razón se le da tanta importancia a la influenza?

Porque hasta el 30 o 35 por ciento de las personas que tienen una neumonía, de acuerdo a diversos estudios que se han hecho por mucho tiempo, podría ser la causa el virus influenza el que llevó a la neumonía.

Entonces, como no se puede distinguir porque a veces las condiciones clínicas del paciente no permiten que haya una detección eficiente… Insisto, en todo el mundo, no es una deficiencia del sistema mexicano y no es reciente esto por muchos años, la Organización Mundial de la Salud en su clasificación internacional de enfermedades considera la específica para influenza, la específica para otras causas, pero al final se agrupa en esta estadística influenza neumonía.

Y para darles un dato que nos ubique en la importancia de esta influenza y ahorita hablamos del riesgo de COVID con influenza, en 2018, que es el año en el que existe la estadística más reciente que publica Ineg -Inegi es el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, es la autoridad autónoma respecto al gobierno que produce las estadísticas oficiales de mortalidad- en 2018, 28 mil personas murieron de influenza o neumonía, 28 mil personas en 2018.

La situación que enfrentamos con COVID o la expectativa que preocupa es que se junten dos enfermedades causadas por dos virus diferentes, pero que producen la misma enfermedad y podrían hacer que aumente por supuesto el número total de personas que fallezcan, pero más importante es que algunos de esos fallecimientos podrían estar determinados por la falta de un espacio para la atención, que hasta ahorita hemos logrado que eso no ocurra, pero ahorita tenemos sólo COVID, cuando llegue la influenza, como llega todos los años, no hay duda que vamos a tener la temporada de influenza, no hay duda alguna, lo que todavía no se sabe con certeza es si además COVID se va a presentar junto con la influenza, de octubre de 2020 a marzo de 2021.

¿Qué estamos haciendo?, ¿cuáles son las previsiones?

No vamos a desmantelar las reconversiones hospitalarias. Este crecimiento que tenemos de 645 a casi 900 hospitales necesitamos preservarlo.

¿Todo?

Quizá no todo, porque también necesitamos activar la capacidad de atención de los demás padecimientos, las demás enfermedades siguen presentes en la población mexicana y tenemos que seguir atendiendo a las personas que tengan las otras enfermedades.

¿Hasta ahorita cómo lo hemos hecho?

Se han designado hospitales COVID y la atención de otros padecimientos se ha reorganizado en el resto de los hospitales; pero no podemos desmantelarlo de un momento a otro hasta que tengamos la tranquilidad de que no se van a sumar estas dos enfermedades, asunto que es muy posible.

Respecto a las expectativas numéricas, hemos comentado también desde hace tiempo que la manera de detectar los desenlaces fatales que siempre, insisto, todos y cada uno, aunque fuera sólo uno, permite identificar a las personas que recibieron atención que se le pudo hacer una prueba de laboratorio y se confirmaron.

Pero también tenemos otros mecanismos que hemos comentado aquí y tenemos una guía técnica desde el 13 de abril, que formalmente pone en práctica las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre la clasificación de enfermedades en el llenado de los certificados de defunción.

Estamos en un proceso que iniciamos en colaboración con el gobierno de la Ciudad de México para investigar las causas de muerte de personas cuyo síntomas, cuya presentación clínica, médica, es compatible con COVID y que pudieron haberse quedado sin muestra para diagnóstico por laboratorio; y esto lo que nos está permitiendo ahora es encontrar cuál es la mortalidad que el COVID ha traído en general, no solamente directamente por la neumonía que causa, sino otros mecanismos posiblemente indirectos que en el mundo entero están también sujetos a investigación.

Y para la perspectiva nacional hemos involucrado una colaboración que incluye al Inegi, nos interesa que la autoridad competente, autónoma, técnicamente autónoma, participe en esto, además Inegi tiene una enorme capacidad técnica en la materia; el Registro Nacional de Población, que depende de la Secretaría de Gobernación y coordina los registros civiles; el Instituto Nacional de Salud Pública y también la Organización Panamericana de la Salud.

Entonces, todas estas estadísticas, más que entrar en proyecciones o predicciones, ya lo estamos haciendo con una documentación directa y en cuanto esté listo lo presentaremos con la misma soltura que informamos todo.

Muchas gracias.

PREGUNTA: Gracias, presidente. Buenos días a todas y a todos. Lizbeth Álvarez, diario Basta y Grupo Cantón.

Presidente, las y los mexicanos lo quieren fuerte y sano, y hoy que estamos en el Pulso de la Salud quiero preguntarle si usted sigue de manera puntual las indicaciones del doctor Hugo López-Gatell en cuanto a sus actividades de presidente, así como las giras que está usted haciendo, porque lo que le pase a usted le afectaría a México.

Esa sería una de mis primeras preguntas y ahorita otra más, si usted me lo permite.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, yo estoy obediente, me apego a los protocolos de salud y las recomendaciones.

En las reuniones de trabajo se guarda la sana distancia. En las reuniones de la mañana, por ejemplo, que tratamos a veces dos, tres asuntos, y son no sólo miembros del Gabinete de Seguridad, sino también el Gabinete de Salud, a veces en asuntos que tienen que ver con la economía, con Pemex, entonces, lo que hacemos es que hay una sala de espera, antes de pasar a la reunión, se termina el tema, salen los servidores públicos y entran otros. No hay amontonamiento, nos cuidamos.

Y no tengo hasta ahora síntomas, lo que me han recomendado y nos han recomendado a todos, que si hay tos seca, si hay calentura, si hay dolor de cuerpo, más allá de lo normal, me falta una. Fiebre no, ya dije, es: calentura, dolor de cuerpo, tos seca.

HUGO LÓPEZ-GATELL RAMÍREZ: Dolor de garganta.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: No, esa es nueva, dolor de garganta. Dolor de cabeza, dolor de cabeza, eso. Las cuatro primeras, dolor de cabeza, calentura, dolor de cuerpo y tos seca, y luego agregaron lo del dolor de garganta, pero no tengo afortunadamente ninguno de esos síntomas.

Estoy pendiente. Si se lleva a cabo el viaje a Estados Unidos voy a procurar ver en qué condiciones voy a salir, tengo que ir sano no sólo por mí, sino para no afectar a nadie, tengo que actuar de manera responsable, pero en su momento lo vamos a ir viendo. Estoy bien afortunadamente.

Sí me duele mucho que se padezca por esta pandemia, los que han fallecido, sus familiares. Es muy fuerte todo lo que ha venido pasando, conoce uno de amigos, de gente cercana que se infecta, que padece de esta pandemia y tenemos todos que cuidarnos, yo creo que es importantísimo.

Yo hablé de 10 recomendaciones o di a conocer 10 recomendaciones, un decálogo de recomendaciones para enfrentar la nueva realidad, la Nueva Normalidad, que también puede ser la nueva realidad. Entonces, hemos aprendido a cuidarnos.

Hemos recibido clases, conferencias magistrales sobre este tema como nunca. Hay quienes me dicen que ya es tiempo de cambiar la hoja, de darle vuelta a la hoja, que ya no hablemos tanto sobre el tema, pero no, tenemos que continuar porque la información ayuda mucho, además evitar el amarillismo.

¿Cómo se combate el amarillismo, la información falsa?

Pues con argumentos, informando con claridad, de manera profesional. Por eso Hugo va a continuar durante más tiempo informando, informando. Y cuidarnos nosotros, todos cuidarnos.

Vamos saliendo poco a poco, anoche no sé si presentaron unas gráficas sobre ya una disminución en hospitalización y en todo.

HUGO LÓPEZ-GATELL RAMÍREZ: No las presenté, pero sí, ya de la Ciudad de México, que ya se ven cambios.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, entonces vamos poco a poco, desde luego tenemos que seguir cuidándonos y al mismo tiempo empezar a salir para recuperar nuestra libertad y seguir luchando por la vida, reactivar nuestra actividad productiva, que se abran los centros de trabajo, desde luego de conformidad con el semáforo, como está sucediendo.

Y ahí vamos hacia la normalidad y tenemos motivos para decir que vamos saliendo, que a pesar de los pesares vamos saliendo, vamos enfrentando la pandemia y también vamos, como ayer lo manifesté, a recuperar pronto la economía.

Con respecto al resultado final, pues falta todavía tiempo para hacer la evaluación, pero hasta ahora ¿qué hemos logrado?

El que no se disparara, que no se saliera de control la pandemia y que lo que llaman los médicos, los especialistas, se aplanara la curva de la pandemia, como se logró, que no se disparara y que nos desbordara, que no se tuvieran las camas, los hospitales para atender a los enfermos.

Eso lo resolvimos, y lo resolvimos entre todos, porque fue muy importante el que sin autoritarismo, lo subrayo, porque en otros lugares lo lograron, pero era ‘engarróteseme ahí, no se mueva, no salga, está prohibido’. Acá no fue así, acá fue voluntario porque el pueblo de México es un pueblo con mucha conciencia, con mucha responsabilidad. Ya lo dije, es de los pueblos con menos analfabetismo político en el mundo o, para decirlo de otra manera, es de los pueblos con más conciencia ciudadana en el mundo.

Entonces, eso nos ayudó mucho, de modo que nunca nos rebasó la pandemia ni nos va a rebasar, siempre va a haber una cama con especialistas, con equipo para atender a los enfermos. Desde luego, no queremos que nadie llegue a los hospitales, por eso lo preventivo, pero sí nos preparamos y se resolvió.

Luego, otra cosa importante que tiene que ver con lo mismo fue la preparación, la capacitación de los médicos, que no teníamos especialistas, cómo en meses se llevó a cabo un curso permanente de formación de miles de médicos generales para atender enfermos COVID, adicionalmente el contar con los recursos para contratar casi 50 mil médicos y enfermeras, y trabajadores de la salud.

El resultado, no me gustan las comparaciones, pero nuestro país no ha salido mal enfrentando esta pandemia con relación a lo que sucedió en otros países en donde desgraciadamente han padecido más.

Nosotros hemos salido adelante con el apoyo de la gente y con el apoyo de los médicos, de los especialistas, de los científicos y también con la colaboración de los sectores privados. En el caso de los hospitales, el contrato que se hizo con los dueños de hospitales privados para atender enfermos no COVID, lo que nos dio espacio, nos liberó espacio en hospitales del Seguro sobre todo, del Issste, de la Secretaría de Salud.

La colaboración de asociaciones no gubernamentales que han ayudado en materia de salud, sin duda las organizaciones de salud de la sociedad civil han ayudado mucho y todos, y yo incluso he notado ya hasta un cambio en la forma de manejar la información de los medios, ya no apuestan tanto al alarmismo, porque al principio sí estaban como el Alarma, con notas muy amarillistas, infundiendo miedo, cuando necesitábamos tener confianza y tener voluntad de enfrentar cualquier adversidad y salir adelante, no vencernos.

Muchas de las enfermedades, eso es de los especialistas, pues tiene que ver también con la cabeza, con estado de ánimo. Si uno se acobarda, si nos deprimimos, no, pues somos presa para que entonces sí cualquier enfermedad nos afecte; pero si estamos optimistas, echados para adelante, vamos a salir.

Entonces, esa es la labor que cuando menos nosotros estamos obligados a llevar a cabo, el entusiasmar a la gente sin caer en lo irreal, la fantasía, pero sí ser optimistas, y así vamos saliendo poco a poco.

INTERLOCUTORA: Presidente, en una segunda pregunta y en materia económica, usted ya reiteró desde el domingo y el día de ayer que México ya tocó fondo, y ahora toca una recuperación que usted la grafica como una ‘V’.

En este sentido mi pregunta es: ¿en cuántos meses o años calcula usted que México podría recuperarse de esta caída?

Y adelantándome, como el día de ayer ya hasta se adelantaba el mes de septiembre, ¿cree usted que para las próximas fechas navideñas, las familias mexicanas podrían reunirse para festejar y sin tantas angustias económicas?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, yo creo que vamos a salir pronto. Yo creo que el peor mes en lo que tiene que ver con la economía fue abril, de acuerdo a nuestros indicadores, sobre todo por desempleo. Repito, en abril se perdieron 555 mil empleos de trabajadores inscritos en el Seguro Social, ya mayo fue menor, fueron 345 mil, y en junio no vamos a llegar a 100 mil empleos perdidos.

Entonces, considero que julio, si no crecemos, se va a mantener y a partir de ahí vamos a generar más empleos, ese es un indicador.

También me alienta mucho el conocer que, a pesar de la crisis, en el peor mes, en abril, las remesas prácticamente fueron las mismas de abril del año pasado en dólares, con una diferencia, con un dólar más caro, pero fue lo mismo; y ya mayo, de acuerdo a información que tengo, va a ser mayor el volumen de remesas que mayo del año pasado; junio lo mismo. Entonces, esto alienta.

Además, viene, repito, lo del tratado, ya mañana entra en vigor el tratado. Mañana vamos a hablar sobre eso aquí, lo vamos a dedicar a informar sobre la entrada en vigor del tratado. Va a estar el consejero jurídico de la Presidencia Julio Scherer y va a estar la secretaria de Economía y va a estar también el secretario de Relaciones Exteriores, mañana, para hablar del tratado.

Esto sin duda nos va a significar inversión foránea, inversión extranjera, empleos, más comercio con Estados Unidos.

Ayer les mencionaba que los países de Europa, los más fuertes, destinaron para enfrentar la crisis, en su esquema de apoyar sobre todo a las empresas, en promedio el cinco por ciento del producto interno nacional de cada país, en promedio.

Estados Unidos destinó el 13 por ciento, estamos hablando de más de tres billones de dólares; entonces, por vecindad, además por nuestra relación, esa derrama económica nos ayuda, eso explica el por qué no se nos caen las remesas, entre otras cosas. Entonces, por eso estoy optimista, por eso creo que pronto vamos a salir adelante.

Además, todo lo que estamos haciendo de apoyar abajo como nunca para fortalecer la capacidad de compra de la gente humilde, de la gente pobre, apoyando de abajo hacia arriba. Les hablaba yo de cuanto destinan los países ricos para la crisis y les decía de cómo ellos todavía siguen con el método de apoyar arriba para que baje y nosotros no, ya no creemos en la teoría del goteo, de que si llueve fuerte arriba gotea abajo, no, porque se va quedando, no es permeable la riqueza y no llega abajo.

Entonces, por eso lo nuevo, lo mexicano, lo que estamos aportando en el nuevo modelo económico es la atención directa de abajo hacia arriba. Eso no lo contempla el modelo neoliberal, es una aportación. No vamos a cobrar derechos de autor, es decir, es para que todos puedan utilizar esta experiencia.

A ver, perdón.

PREGUNTA: Gracias, presidente. Buenos días. Estebán Durán, México Publica Jalisco Publica, diarios.

Ya viene un año electoral y en tiempos de elecciones, presidente, es muy común que los partidos, los que se van quedando rezagados creen alianzas para generar con ello ganancias, dadivas y obviamente haya corrupción.

¿Usted enviaría una iniciativa, presidente, para evitar estos partidos bisagras, para evitar que estos partidos sigan sangrando la economía de México y de los millones de mexicanos?, ya que estos rubros que están destinados a estos partidos pueden ser destinados a otros rubros que beneficien verdaderamente a los mexicanos.

Esa es mi primera pregunta y si, me permite, otra más al rato.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Pues hay una iniciativa, creo, en el Poder Legislativo para reducir el presupuesto a los partidos. No ha podido progresar, no avanza, ojalá y en el próximo periodo ordinario se apruebe y ojalá y dé tiempo para que se aplique ya en la próxima elección del año próximo.

Pero sí deberían de bajar los presupuestos de los partidos cuando menos en un 50 por ciento, a la mitad, pero hay quienes se oponen.

¿Quiénes son los que se oponen?

Ahí se los dejo a ustedes de tarea para que lo investiguen, pero sí muy claramente votan en contra, pero hay que seguir insistiendo para reducir el gasto de campañas.

Y aunque se enojen los del INE, además que no pierdan el sentido del humor, también que bajen sus gastos. Cuesta mucho hacer elecciones, gastan bastante, entonces ya el país no está en la misma circunstancia de antes, ya las cosas han cambiado.

Ahora lo que debe prevalecer es la honestidad y la austeridad republicana, ellos deben de entender que ya no es lo mismo, pero tiene que ser una iniciativa propia, porque la austeridad no es asunto, repito, administrativo, es un asunto de principios. ¿Por qué tantos ayudantes?, ¿por qué tantos auxiliares? Es que antes hasta para que les abrieran la puerta del carro, para cargarles el portafolio, para todo, una caterva de ayudantes, de achichincles pues. Ya eso ya no, se ve mal, ya no corresponde a esta nueva realidad.

Antes era normal. Eso que hablábamos ayer, viaje del presidente y el avión lleno, iban todos, familiares, hasta el perico, y otro avión lleno de los que cubrían la fuente presidencial, que aprovechaban hasta para hacer compras en el extranjero.

Entonces, no, ya eso ya debe desaparecer, nunca más toda esa fantochería, toda esa parafernalia; además, no se puede ser de izquierda, vamos a decir, si no se actúa con austeridad, no es de izquierda el que no es honesto y no es de izquierda el que no es austero, el que derrocha. Desde luego el que tiene recursos económicos puede hacerlo, pero el que es servidor público no debe derrochar, debe actuar con austeridad.

INTERLOCUTOR: Hay inquietud dentro del sector empresarial dadas las cifras que ha dado el doctor Gatell, hay zozobra y esto podría ocasionar una fuga de capitales, según lo que se ha mencionado en el sector privado.

De ser así, ¿usted en su visita a Estados Unidos con Donald Trump aprovecharía para tomar este apoyo que Estados Unidos está dando de 50 mil millones de pesos? De esta manera, bueno, habría ya una estabilidad económica, ya estaría más tranquilo el país, ¿usted estaría dispuesto a aprovechar este préstamo que Estados Unidos está otorgando?

Y, por otro lado, ¿ya finalmente ya tuvo usted contacto telefónico con Joe Biden, el aspirante demócrata a la Presidencia de Estados Unidos?, ¿y habría la posibilidad de reunirse con él en su visita a Estados Unidos?

Gracias.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Bueno, nosotros no necesitamos créditos, tenemos finanzas públicas sanas. Esa es una diferencia con lo que pasaba anteriormente.

Cuando la crisis que enfrentó el presidente Zedillo hubo un rescate de Estados Unidos. Nos pusieron a disposición 20 mil millones de dólares, tuvimos que dejar hipotecado el petróleo; eso no sucede ahora, no tenemos esa necesidad.

Entonces, no voy a eso, no voy a solicitar crédito, voy a participar, atestiguar el inicio del tratado que, considero, nos va a ayudar mucho a los tres países, a las tres naciones y a los tres pueblos, a Canadá, a Estados Unidos y a México, a eso voy básicamente.

Por eso no puedo hablar o no sería correcto, adecuado, hablar con candidatos. porque es una visita de trabajo. Voy a entrevistarme con el presidente de Estados Unidos y, si lo decide, estaría también el primer ministro de Canadá, pero eso ellos van a resolverlo. Mañana ya nosotros vamos a informarles sobre la agenda. Había yo quedado en informarles hoy, pero se está esperando para tener toda la información.

Están desde luego invitadas, invitados. Nosotros pues somos visitantes, no tenemos capacidad para que todos puedan participar en los actos, hay protocolo que en este caso lo decide o lo define el gobierno que nos invita o al que vamos, pero todas y todos ustedes están invitados.

No va a haber, como ya se dijo y es obvio, un avión especial, esas cosas no, tendrían que trasladarse por su cuenta como siempre lo hacen en los últimos tiempos en las giras y con Jesús, pero sin -de parte nuestra- excluir a nadie. Ya mañana les informamos.

PREGUNTA: ¿Ya estará la fecha, el T-MEC, el mecanismo para…?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Precisamente sobre lo de la fecha, por eso estamos esperando, para mañana ya sabemos. Eso era lo que me preguntaste.

INTERLOCUTOR: Presidente, para la asistencia también el día de mañana.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Mañana, ya con Jesús van viendo. Sí, sí, para hacer gestiones si se necesita y ver cuántos pueden asistir a los actos o al acto, no sabemos todavía cómo va a estar la agenda.

INTERLOCUTOR: Podría haber una distribución de la asistencia por parte de la prensa.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, eso lo ven con Jesús.

PREGUNTA: Muchas gracias, presidente. Shaila Rosagel, corresponsal de Grupo Healy, El Imparcial, de Sonora; La Crónica, de Mexicali; Frontera, de Tijuana.

Presidente, mañana ya se cumplen dos años de su triunfo en las urnas, me gustaría preguntarle: ¿cuáles han sido los tres principales aciertos de su gobierno que usted considera en estos dos años? lo que usted puede decir que le ha dejado más satisfecho y cuáles han sido esos tres puntos más difíciles para usted en estos años.

Y también preguntarle si el viaje que hará al Washington será… Bueno, es su primer viaje, si tiene programado viajar más al extranjero después, en un futuro, en los próximos meses, con qué frecuencia y a qué otros lugares del extranjero quisiera usted viajar y por qué motivo?

Si me permite hacerle después una pregunta al doctor Gatell.

Gracias.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Bueno, las tres cosas que más me satisfacen es, primero, la atención a los pobres, eso me fortalece mucho en lo interno, en lo espiritual.

Segundo, el combate a la corrupción. Eso también es importantísimo porque estoy convencido de que se trata de la peste, hablando en términos de epidemias, la peste más funesta que ha afectado a México. Entonces, me siendo muy orgulloso de estar encabezando una lucha frontal contra la corrupción, el que tengamos como objetivo desterrar la corrupción de México.

Y lo tercero que me satisface es que no hemos reprimido al pueblo, de que no encabezo un gobierno autoritario, que no hemos participado en violaciones de derechos humanos, que no ha habido masacres, que no se ha utilizado al Ejército ni a la Marina ni a los cuerpos de seguridad para reprimir a los mexicanos.

Añadiría también que -me pediste tres, pero yo agrego una más- que me place mucho el que a pesar de ser el presidente más atacado de los últimos 100 años, la respuesta sea la libertad y no la censura. Eso también me satisface, me llena de orgullo, es un timbre de orgullo.

Y acerca de lo más doloroso, pues siempre van a ser las pérdidas de vidas humanas. Me dolió mucho lo de la explosión en Hidalgo, cuando perdieron la vida personas que estaban recogiendo combustible, me dolió muchísimo y todo lo que tiene que ver con la pérdida de vidas humanas. Es lo que más duele, es lo que más preocupa y es lo que también más nos ocupa, en eso estamos, tratando de conseguir la paz y la tranquilidad para todos. Eso es lo que te contesto. ¿Qué más?

INTERLOCUTORA: Le pedí tres puntos también difíciles, ¿usted agregaría la inseguridad, por ejemplo, la violencia? ¿O qué otros puntos agregaría?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Ya dije: la pérdida de vidas humanas, pues estas adversidades que enfrentamos. Por ejemplo, la pandemia, que en una de mis intervenciones cuando llega la pandemia digo de manera sincera: Tan bien que íbamos, porque el peso se estaba fortaleciendo, estábamos sentando las bases para el crecimiento, la economía, aumento del salario mínimo como nunca; entonces, viene la pandemia y afecta sin duda. Son de las cosas que estamos enfrentando.

¿Qué otra cosa?

Pues básicamente eso. Soy optimista y creo que vamos a salir bien.

Lo más importante de todo, lo más importante es que no hemos dejado de pensar y en actuar en favor de la transformación, porque con todo lo que ha sucedido y también con los cuestionamientos de opositores, que dicho sea de paso se han portado bien, porque no ha pasado a mayores la oposición, no es una oposición dañina.

Eso de que protesten en carro y que piten, tienen todo el derecho, además, no pasa nada, si acaso cuando hay violencia, los jóvenes que tiran las bombas molotov, que destruyen comercio, o sea, esas cosas, pero en general hasta los adversarios que tenemos en la prensa conservadora, que insultan, pues también no pasa de ahí, y yo creo que todo eso tiene un efecto de boomerang, o sea, se les revierte porque la gente no quiere eso, no quiere el insulto y quiere la transformación por la vía pacífica.

Entonces, vamos bien.

INTERLOCUTORA: Le preguntaba también, presidente, sobre este viaje a Washington, es su primer viaje al extranjero. Si usted tiene planeado en los próximos meses realizar otros viajes al extranjero y a qué lugares del mundo sería y por qué motivo.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Si salgo, tengo el compromiso de ir a China pero voy a esperar, porque es un viaje más largo y, la verdad, no me gusta viajar mucho al extranjero.

Siempre he pensado que la mejor política exterior es la interior, que si hacemos bien las cosas en el país nos van a respetar siempre afuera, que no podemos ser candil de la calle y oscuridad de la casa.

Entonces, ahora voy a Estados Unidos porque lo amerita el tratado, la entrada en vigor del tratado, porque es muy oportuno. Así como dicen que por qué si faltan cuatro, cinco meses para la elección voy; sí, estoy consciente, pero no voy yo a hacer política partidista, es una reunión de trabajo.

Y así como dicen: ‘Cuatro, cinco meses para la elección’, así también yo les digo, está iniciando el tratado.

Y política, entre otras cosas, es tiempo. Este es el momento para fortalecer nuestra relación económica y comercial con Estados Unidos y con Canadá. Por los reacomodos que se están dando en el mundo en lo económico, en lo financiero y en lo comercial, y nosotros por geopolítica tenemos que buscar relaciones de amistad y de cooperación con Canadá y con Estados Unidos; y no olvidemos, hay 34 millones de mexicanos en Estados Unidos.

Entonces, hay una relación. Fuimos hasta hace poco, hasta antes de la pandemia y todavía, no sé en qué situación quedamos, el principal socio comercial de Estados Unidos.

A nosotros nos importa mucho el que se invierta en México, que vengan empresas, que se generen empleos y tener la posibilidad de vender las mercancías que se producen en México en el mercado más fuerte, más importante del mundo.

Desde luego que ya este tratado lleva tiempo, pero ahora tiene componentes importantes, buenos. Un componente importantísimo es que ya se incluye lo laboral, el que se proteja a los trabajadores, el que haya democracia sindical; y esto tiene que ver con mejores condiciones salariales y con mejores condiciones laborales, con más prestaciones para los trabajadores en México. Eso antes no se consideraba, ahora sí.

‘No, es que van a venir a inspeccionarnos de cómo se trata a los trabajadores en México’. No es así, porque en todo caso y en todo momento se tiene que respetar nuestra soberanía, pero sí hay un acuerdo para crear comisiones de los tres países para que no se violen los derechos laborales en ninguno de los países, no sólo en México. Entonces, esto es algo nuevo.

Una cosa también muy importante que a veces pasa desapercibido, o no se quiere tomar en cuenta, es que quedó a salvo nuestro derecho a decidir sobre el petróleo mexicano, no se comprometió. Entonces, sí es un buen acuerdo y por eso voy.

INTERLOCUTORA: Presidente ¿me permite una pregunta para el doctor Gatell?

Buenos días, doctor Gatell. Doctor Gatell, mi pregunta es: ¿en este momento cuáles son los estados que tienen la situación más crítica por COVID en el país y por qué?, o sea, ¿cuáles son estos estados que ustedes están detectando más críticos?

¿Y qué está siendo desde la Secretaría de Salud federal en estas entidades para apoyar en el control de la pandemia?

¿Qué proyecciones tiene la Secretaría de Salud para el segundo semestre?, ¿cuándo considerarían que podría presentarse una disminución de casos en el país?

Ahorita ya nos comentó más o menos como piensa que se va a dar la pandemia en el tiempo, ¿cuándo podríamos ver los estados ya en verde?, ¿cuándo podríamos tener más estados que empezaran a aparecer en verde?

Gracias.

HUGO LÓPEZ-GATELL RAMÍREZ: Con mucho gusto.

Su pregunta es importante porque este es un tema que en la medida en que la pandemia continua en México, la epidemia nacional causa desesperación, causa ansiedad, causa disgusto. Reacciones muy naturales, muy comprensibles, muy legítimas, a nadie le gusta estar en una situación de riesgo a la salud o a la propia vida durante un fenómeno natural como es una enfermedad infecciosa.

Esto es muy importante tenerlo en cuenta. La epidemia de COVID y cualquier otra epidemia es un fenómeno natural, no es la última epidemia que vamos a vivir ni en México ni en el mundo. Hay fenómenos naturales que son inevitables, igual que son los terremotos, igual que lo son los huracanes, igual que lo son la actividad volcánica, las epidemias también son un fenómeno natural.

Y los seres humanos, las sociedades, lo que podemos hacer es prepararnos apropiadamente para enfrentarlo teniendo conciencia de cuáles son los peligros, cuáles son los riesgos, cuáles son los mecanismos de daño.

En este caso concreto estamos hablando, como lo hemos dicho mucho, pero es muy importante que siga quedando claro, es una enfermedad infecciosa que se transmite por vía respiratoria.

En la medida en que tengamos estas medidas que hemos mencionado, la sana distancia, el lavado de manos, el proteger el estornudo, el mantenernos en casa cuando tenemos síntomas, vamos a lograr reducir la probabilidad de daño, acudir tempranamente a los hospitales en el caso de las personas mayores de 60 años o que tienen enfermedades crónicas, pero es un fenómeno natural.

¿Qué expectativas tenemos de este fenómeno natural en el caso de México?

Que la epidemia va a continuar, que estamos entrando ya a la fase final de la desaceleración, es decir, todavía los casos de hoy van a ser posiblemente iguales o un poco mayores a los de ayer y progresivamente en las próximas pocas semanas, no se puede precisar una exactamente.

Esto, entre paréntesis, también a algunas personas les ha causado gran ansiedad la expectativa que sepa qué día, casi a qué hora se va a llegar al punto máximo, el famoso pico o acmé de curva, y en qué momento va a empezar a descender. Así no funciona esto.

Con estos fenómenos naturales lo que se tienen son algunas predicciones, las matemáticas, la epidemiología matemática nos da herramientas muy útiles, pero en estos fenómenos hay incertidumbre, no tiene aproximaciones que permiten identificar en términos generales las cosas, pero hay incertidumbre, no se puede precisar con ese grado de puntualidad.

Ciertamente hemos dicho también desde hace meses que en el punto medio se encontraría entre la segunda quincena de junio -estamos en ella- y la primera quincena de julio.

Esto es en parte el margen de incertidumbre, pero en parte la duración del fenómeno donde empiezan a hacerse tan lentos los crecimientos de casos que hablamos del punto de estabilidad arriba, es decir del pico, de la cumbre, de la cresta, de la zona de máxima intensidad a punto de llegar al descenso, pero siempre, reitero, si y sólo si mantenemos las medidas que nos ayuden a reducir los contagios.

Posteriormente empezará a descender, todavía con muchos casos en la segunda quincena de julio, durante agosto, durante septiembre y progresivamente empezará a descender posiblemente para llegar a octubre, en donde las últimas epidemias serán las epidemias locales de Jalisco y de Monterrey.

¿Cuál es el estado actual de la epidemia?

La epidemia se comporta en parches, los países geográficamente extensos no tienen una sola epidemia, en realidad tienen múltiples epidemias que en su conjunto pueden componer una curva epidémica general porque se pueden sumar los casos y presentar gráficamente, pero en realidad la velocidad a que ocurre los contagios es particular de cada región y hay muchísimas razones para que varíe esta velocidad.

Por ejemplo, en la Ciudad de México vemos ya que ha iniciado desde hace al menos siete días, un poco más de siete días, el descenso de la ocupación hospitalaria; en Tijuana vemos que ya prácticamente están de salida, el propio Baja California -usted es de por allá- Mexicali está todavía con alta transmisión y están todavía bajo mucha presión los hospitales en Mexicali; su vecina Tijuana ya está de salida; en Sonora hay, en este momento todavía la fase expansiva, la fase de crecimiento rápido, de crecimiento geométrico exponencial; en otros lugares ya se llegó al punto intermedio, ya están en la fase de salida, pero todavía muy temprano; Chiapas está en ascenso, Cancún llegó a una desaceleración importante, todavía le falta un poco para salir, pero se aproxima ya a la salida. Y así va a ser el proceso.

INTERLOCUTORA: (Inaudible) Baja California, Sonora, Chiapas.

HUGO LÓPEZ-GATELL RAMÍREZ: Los martes generalmente presentamos actualización de las curvas; entonces, si le parece bien, este martes podemos revisar. Lo que presentamos es la proyección matemática que han hecho las personas expertas en esta ciencia y cómo corresponde con los casos observados; y revisamos, no todas, son demasiadas curvas epidémicas, pero las más ilustrativas.

INTERLOCUTORA: (Inaudible) de los estados en verde.

HUGO LÓPEZ-GATELL RAMÍREZ: Sobre los estados en verde.

Yo sugiero, aunque desde luego es una aspiración natural, todos la tenemos, ya quisiéramos terminar con esto, no empecemos a anticipar vísperas, falta. Los semáforos, hemos comentado cuáles son los indicadores, en síntesis son: la ocupación hospitalaria, la velocidad a que se ocupan los hospitales, la velocidad a que se presentan nuevos casos y la proporción o porcentaje de personas que tienen síndrome de COVID, es decir, las manifestaciones medicas de COVID y que se verifica que tienen el virus SARS-CoV-2 y esto va ocurriendo a distintas velocidades.

No me gustaría anticipar una fecha concreta para los semáforos verde y que luego estemos con la preocupación de que no llega, no llega y llega. Vamos viendo cómo se comporta y lo vamos presentando en tiempo real. Gracias.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Pues nos vamos a quedar ya para llegar al Campo Marte, porque es a las 10:00. Mañana, mañana los tres, por favor, cuatro, cinco, seis. Nos vemos mañana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here